El Apareamiento
Claudia Nieto.
claudia@petsalud.cl
Medicina Veterinaria.
Vover
 
 

El apareamiento entre dos animales debe ser espontáneo, si no sucede, significa que uno de los dos animales no está preparado, tal vez la perra no esté en la etapa correcta del celo o quizá sea inexperta, en este caso es mejor esperar, dejar que pase el tiempo y las cosas ocurrirán solas; en el caso del macho puede pasar lo mismo, puede que aún no haya llegado a la pubertad o que no tenga experiencia, no se pude descartar algún tipo de enfermedad o estado febril.

Antes de cruzar a nuestras mascotas es bueno chequearlas y consultar un médico veterinario.

La perra debe haber terminado su crecimiento(ver: El celo en la perra); como también debe estar desparasitada y con todas sus vacunas al día, no se debe dejar de lado el plano nutricional, ya que una hembra desnutrida o mal alimentada no tendrá una preñez ni mucho menos una camada sana y exitosa, con esto me refiero a que puede tener una camada pequeña en donde los cachorros estén delgados, problemas de parto y que luego ella no tenga la suficiente leche para alimentarlos; ahora si la hembra está muy gorda puede que tenga problemas al parto igual ya que el canal de parto estará engrasado, aquí podríamos tener que recurrir a una cesárea.

En cuanto al macho debemos chequear también que tenga todas sus vacunas, esté desparasitado y bien alimentado.

En ambos macho y hembra es bueno verificar que no tengan enfermedades venéreas como Tumor venéreo transmisible (TVT) o Brucelosis. En este caso un médico veterinario te puede guiar y hacer los exámenes correspondiente.

Hay que tener claro que un animal con Brucelosis no puede ser usado como reproductor.
Se dice mucho sobre que es mejor, sí llevar el macho donde la hembra o viceversa, según mi experiencia lo mejor es un campo neutral, o llevar la hembra donde el macho, hay perras regalonas y consentidas que al ver otro perro en su territorio se sienten incomodas y simplemente lo atacan, en este caso no es bueno que el dueño de la perra esté presente, si el se va tal vez la perra acepte al macho con mayor facilidad.

Una vez decidido el lugar donde se realizará el apareamiento, se presentan los perros, ellos se olfatean y miran, en sí realizan un cortejo que durara algunas horas, el perro se dará cuenta que ella está en celo y si está preparada dejara que él la cubra; generalmente la hembra que está lista se queda inmóvil ante la presencia del macho y mueve la cola hacia un lado.

Luego de realizada la penetración el macho eyacula y baja sus patas delanteras; quedandose de espaldas; Una vez terminada la eyaculación el vulvo peneano, ubicado en la base del pene, se "hincha" quedando como una pelota, a su vez la hembra lo afirma con los músculos vaginales, quedando así "enganchados" por unos 30mn, incluso pueden llegar a ser horas; aquí ya no hay nada más por hacer, he sabido de dueños que al ver a su perra realizando una cruza indeseada han tratado de separar a la pareja a la fuerza, esto jamas se debe hacer, no debemos olvidar que el vulvo peneano está aumentado de tamaño y eso, más los músculos de la perra que los mantiene bien unidos; cualquier acto por separarlos puede producir un desgarro de la vagina o en el pene del perro. Si se llega a realizar una cruza indeseada debes mantener la calma, esperar que solos se separen, luego puedes recurrir a tu médico veterinario el podrá ayudarte. Sí no deseas que tu perra tenga crías, lo mejor es esterilizarla, te ahorraras malos ratos.

Una vez que los animales se separan es bueno dejarlos un rato juntos.

Aquí te mostramos un cuadro ilustrativo sobre el apareamiento
Para ampliar la foto has clic sobre ella

Claudia Nieto Aranda.
draclaudianieto@yahoo.es

(02) 474 70 73 / (09) 991 42 37
Médico Veterinario.