Toxoplasmosis
Claudia Nieto.
claudia@petsalud.cl
Medicina Veterinaria.
Vover
 

Visitanos en:

PetSalud


Veterinarios

Adiestradores

Criadores

Alimentos

Farmacia y

Mucho más

Toxoplasmosis
Es una enfermedad parasitaria del hombre y diversas especies de mamíferos, peces, anfibios, reptiles y aves. Esta enfermedad es producida por un protozoo coccidio el Toxoplasma gondii.
La toxoplasmosis puede ser adquirida v¡a oral o congénita (transplacentaria), puede ser aguda o crónica y sintomática o asintomática. Este protozoo intracelular, es el más distribuido en la naturaleza posee más de 300 huéspedes intermediarios (en estos realiza solo una parte de su ciclo vital) y un único huésped definitivo conocido, los felinos (en este se realiza el ciclo completo).

Transmisión.
Los gatos pueden infectarse vía transplacentaria o por ingestión de excremento de animales contaminados y carne cruda. Casi todos los gatos se infectan después del destete, por ingestión de huéspedes intermediarios contaminados, esto incluye la ingesta de carne cruda o semicruda que es considerada la principal fuente de infección en gatos y humanos. La vía transplacentaria es poco común en perros y gatos. En los humanos es de gran importancia, el toxoplasma puede traspasar la barrera placentaria e infectar al feto, con graves consecuencias. La transmisión al humano, por el gato, es sumamente difícil ya que elimina el microorganismo (ooquistes) una sola vez en la vida durante 1 a 3 semanas. Además como entierra sus excrementos, limita al ooquiste del vital elemento, el oxigeno; sin dejar de olvidar que mantienen su pelaje limpio; esto hace muy poco probable la transmisión de la toxoplasmosis a los seres, humanos cuando cuidan o acarician a sus gatos.
Es preferible para una mujer tener títulos positivos a la toxoplasmosis antes de quedar embarazada, si no es así debe tomar medidas preventivas.

La enfermedad.
Etapa aguda: El toxoplasma debe obligadamente entrar a una célula para multiplicarse, este proceso se repite aceleradamente varias veces, la célula se repleta del parásito y estalla, así se disemina por el organismo invadiendo nuevas células. Esta destrucción produce focos de necrosis e inflamación que rara vez causan signos debido a que no son lesiones extensas.
Gracias a que la multiplicación es rápida y breve y el individuo desarrolla inmunidad, que se incrementa con la multiplicación del parásito, y la enfermedad se vuelve latente.
Etapa crónica: La reproducción del parásito se atenúa con la inmunidad del individuo infectado, se forma una membrana sólida en las células parasitadas, esta membrana deriva de componentes del parásito y la célula hospedadora. Estos quistes son de tamaño variable, desde 50 a 150 micras de diámetro. Estos quistes no causan signos clínicos, excepto en casos en que ocurra ruptura de ellos en el sistema nervioso central o en los ojos, o cuando la infección se reactiva en fase aguda por una inmunosupresión.
Actualmente se está desarrollando una vacuna para los gatos.
La infección en el hombre y en animales carnívoros se relaciona al consumo de carne cruda o poco cosida, especialmente de cerdo y oveja, se relaciona también al habito culinario de comer carne cruda; en París el 80 a 90% de la población se encuentra infectada de toxoplasma.
Ya que tiene una morbilidad y mortalidad baja no bebería ser un problema de salud publica, pero la transmisión transplacentaria y la infección en inmunodeficientes es un fenómeno de gran envergadura.
Signos:
- Linfoadenopatia.
- Neumonía.
- Uveitis.
- Encefalitis.
- Miositis.
- Hepatitis.
- Pancratitis.
En inmunocomprometidos lo más común es la encefalitis, neumonitis y coriorretinitis.
En los humanos la toxoplasmosis adquirida durante el embarazo, se pesquisa por estudios serológicos seriados y el tratamiento reduce el riesgo de infección fetal.
El niño nace con una infección generalizada, aspecto de prematuro, con hepatomegalia y eplecnomagalia, más el compromiso de otros órganos: miocarditis, neumonia intersticial e ictericia.
El tratamiento precoz permite la recuperación parcial o total, del infante.

Secuelas: El aspecto del niño puede corresponder a la triada de Sabin: hidrocefalia, calcificaciones cerebrales y coriorretinitis, o bien presentar solo uno de ellos.
La mayoría de las secuelas se diagnostican en periodos más tardíos de la vida (primera infancia y adolescencia) cuando ya no corresponden tratamientos.
Riesgos.
Debido al periodo corto de diseminación del microorganismo (oocitos), y la incapacidad de los gatos para repetir esta diseminación en una nueva exposición al toxoplasma, quizá no sea necesario eliminar a las mascotas del ambiente casero de personas embarazadas o inmunocomprometidas.
Es probable también que la enfermedad ocurra cuando se trabaja con tierra y se ingiere la misma o se toma agua contaminada.

Cómo prevenir:

- Evitar alimentar a sus gatos con carne cruda o viseras poco cocidas, huesos crudos o que escarben en la basura, y darles leche sin pasteurizar, en especial de cabra.
- Impedir que nuestros felinos cacen para alimentarse.
- No dejarlos comer vectores mecánicos como cucarachas, moscas y gusanos de tierra.
- Asear a diario la caja de arena (desechos), y lavarla con agua caliente, así mismo se debe lavar a diario la cama donde duerme o mucho mejor revestirla para una mejor limpieza.
- Trabajar la tierra con guantes.
- Hervir el agua para beber que se obtiene del ambiente en general.
- Controlar huéspedes potenciales.
- No comer carne cruda o poco cocida (cocimiento a 65.5ºC para matar el toxoplasma)
- Lavarse las manos y todos los materiales que se pongan en contacto con la carne cruda.
- Mantener la caja de arena de juego de los niños tapada cuando no se use, para que los gatos no defequen en ella.
- Controlar la población de gatos vagabundos.

Por la forma en que defecan los gatos (entierran las fecas) y como mantienen su pelaje limpio, es poco probable la transmisión de oocitos de toxoplasma a lo seres humanos, al tocar o cuidar a nuestros gatos.